21/8/18

Ulia seguirá siendo un parque libre de armas de fuego

Zorionak a todas las entidades que han respaldado la campaña “Por un parque seguro para todas las personas”
Ulia seguirá siendo un parque libre de armas de fuego o, dicho de otra manera, no se podrá practicar la caza. Se trata de una excelente noticia, sobre todo para todas las personas y entidades que han respaldado la campaña “Por un parque seguro para todas las personas” (*).
En realidad, la caza en Ulia está prohibida desde 2014. Sin embargo, una reciente sentencia del Tribunal Supremo había hecho peligrar esta prohibición, al anteponer el derecho a cazar desde “puestos tradicionales”, amparado por la Ley de Caza, a cualquier otra normativa y, en realidad, a cualquier otra consideración. Pero en realidad es la propia Diputación quien decide qué puesto incluye o excluye del registro de puestos tradicionales y, por una Orden Foral, ha iniciado el expediente para excluir los de las líneas Ulia-Mendiola y Mendiola-Faro de la Plata. Es decir, todos los puestos de Ulia, tanto en el término municipal de Donostia como en el de Pasaia. De modo que, si nada se tuerce, Ulia seguirá estando libre de armas de fuego.
Merece la pena reproducir el razonamiento de la Diputación para tomar esta decisión, que, dicho sea de paso, viene a coincidir plenamente con el de la campaña “Ulia, por un parque seguro para todas las personas”. Dice así:
“Dicha propuesta [la de excluir del registro de puestos tradicionales los de Ulia] se fundamenta en la afección que el ejercicio de la caza tiene sobre otros usos recreativos que confluyen en dichos espacios [Ulia-Mendiola y Mendiola-Faro de la Plata] dada la gran afluencia de visitantes al citado monte al estar el mismo muy cercano a zonas con alta densidad de población y por contar con la existencia de senderos homologados de gran importancia en Gipuzkoa como son el GR-121 Talaia, el Camino de Santiago y el SL Gi 33 Vuelta a Ulia.
El ejercicio de la caza en este contexto supone una afección considerable para el resto de la ciudadanía usuaria de ese espacio, tanto por el ruido generado por los disparos como por motivos de seguridad física de las personas.
              puestos de caza que desapareceran
En este sentido, hay que resaltar que los ayuntamientos de San Sebastián y Pasaia han manifestado en diversas ocasiones su preocupación por esta cuestión habiendo solicitado a este Departamento [de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio
Territorial] que no se autorice la caza en el monte Ulia, dada la vocación de parque periurbano que tiene dicho monte para ambos municipios.
En relación a lo anterior, el 8 de junio de 2018 tuvo acceso en este Departamento, la moción ‘Ulia, un parque urbano seguro para todos’, aprobada por el Ayuntamiento de Pasaia el 29 de mayo de 2018”.
No solemos tener motivos para hablar bien de la política foral en materia de biodiversidad y, concretamente, de su política cinegética. Pero no nos importa nada decir que en este caso apreciamos la decisión en lo que vale, porque, con independencia de que la consideremos de justicia y de puro sentido común, somos conscientes de que le generará problemas a la Diputación con el colectivo de cazadores, al que tiene muy, muy mal acostumbrado.
Consuélese pensando que los cazadores son muchos y están bien organizados, pero somos muchos más los que vamos al monte sin escopeta. Y esta decisión favorece sin duda a esa parte mayoritaria de la sociedad.

No hay comentarios: