4/3/17

Estocada y puntilla del PP al derecho a opinar y decidir de l@s donostiarras

El Consejo de Ministros del PP ha rematado la "faena", al impedir-prohibir que l@s donostiarras decidamos en consulta ciudadana si en Illunbe se deben repetir las matanzas de toros, vulgarmente denominadas corridas de toros.
Que el PP, y sus aparatos de Estado, no son nada proclives a las consultas ciudadanas y/o populares, lo sabíamos todos desde hace tiempo.
Casi se podría afirmar que es una característica de su "genoma político", impedir que la ciudadanía resuelva mediante consulta las cuestiones espinosas o de gran controversia social. Más si sobre todo sabe que el resultado va a ser contrario a sus postulados, como parecía previsible en el caso de la "abortada" consulta donostiarra.
Pero  el "genoma del Partido Popular" posee otra característica además del "aquí mando yo", y es el rancio y derechoso apego al mal trato animal, elevado a "idiosincrasia cultural" si se trata de matar toros.
El PP y sus aparatos de Estado pretenden unificar culturalmente a l@s ciudadanos mediante la silueta de ese toro destinado a la tortura y muerte en un coso. Por eso prohíben las consultas sobre esa macabro espectáculo, ya sea aquí en Donostia o en cualquier otra población que lo intente -Ciempozuelos-.
La primera imposición y estocada la realizó al recurrir el Reglamento Municipal de Consultas aprobado en el Pleno donostiarra por unanimidad.
La segunda estocada a la autonomía municipal la ejecutó al dilatar la contestación a la solicitud de permiso de consulta realizada por el gobierno municipal, con la peregrina excusa de "falta de documentación".

Y hoy viernes, tercera estocada y puntilla, utilizando términos del gusto de la derecha extrema, en Consejo de Ministros al NO autorizar, que es lo mismo que prohibir, la realización de dicha consulta. 
El Gobierno municipal, e incluso el provincial -Diputación- , no han tardado en rechazar esta decisión, y la han calificado de "autoritarismo", expresión en la que coincidimos plenamente desde Eguzki, y anunciando que "estudiarán que otras vías existen para que l@s ciudadanos puedan manifestar su opinión".
Desde Eguzki proponemos al Ayuntamiento de Donostia que ante este grave ataque a la autonomía municipal, y al derecho de l@s donostiarras a decidir, independientemente de la controversia anti-pro/taurina, el Ayuntamiento en pleno vote la siguiente pregunta:
 ¿Hasta que l@s ciudadanos donostiarras puedan expresar libremente su opinión sobre el destino de instalaciones municipales para la realización de corridas de toros o no, son ustedes partidarios de una MORATORIA en dicha concesión?
Reconocemos que la opinión de l@s ciudadanos en esta controversia puede ser distinta a la de los concejales donostiarras, pero quedarse de brazos cruzados y no hacer nada "mientras se estudian" otras soluciones, sería aceptar de facto el derecho a veto del Gobierno del PP, por encima de la voluntad no solo de l@s donostiarras sino incluso del Pleno.
Y en este sentido hay que recordar que la legitimidad electoral del PP en Donostia es residual, que no alcanza siquiera a las firmas de donostiarras, que cotejadas una a una, solicitaron que se realizase esta consulta.
Lo que tras esta prohibición está en juego es algo más que la discrepancia sobre la "fiesta" o la "tortura animal", lo que se juega es la autonomía municipal  y el derecho de l@s donostiarras a decidir sobre los asuntos que le conciernen, sin la prohibición ni el veto del Gobierno del Estado.