6/11/16

Del vertedero de Artigas al vertedero de Mutiloa

Acaban de iniciarse las obras para ampliar el vertedero de Artigas, en Bilbao. Deia ha informado esta misma semana  que la nueva ampliación tendrá capacidad para “más de mil millones de kilos de residuos” o, dicho de otro modo, permitirá cubrir las necesidades de vertido de Bizkaia hasta el año… ¡2044!
Oiga, ¿pero la política de residuos de Bizkaia no pivota desde hace ya más de una década sobre la incineradora de Zabalgarbi? Y el PNV y el PSE en Gipuzkoa, al menos hasta que han decidido imponer el vertedero de Mutiloa, ¿no venían diciendo que había que elegir entre la “modernidad” de la incineradora de Zubieta y los vertederos, a los que han calificado como “un vestigio del pasado”? Entonces, ¿por qué en Bizkaia, a pesar de contar con incineradora, no solo siguen teniendo también vertederos sino que los amplían? ¡Y de qué manera! ¡Hasta 2044!
Pues porque la supuesta dicotomía entre incineradora y vertederos es falsa. Es evidente para cualquier persona informada que las incineradoras requieren ineludiblemente de vertederos, incluso de vertederos especiales, dada la toxicidad de sus escorias y cenizas.
Entonces, ¿esto de Mutiloa no es simplemente una solución "transitoria", como dicen, “hasta construir la incineradora”? Pues no, porque, incluso en el caso de que lleguen a poner en marcha la planta de Zubieta, van a seguir necesitando algún lugar para depositar, entre otras cosas, los residuos que la propia planta genere, con la particularidad, ya decimos, de que serán más tóxicos.
 Por ejemplo, en esa ampliación del vertedero de Artigas que acaban de iniciar, ¿qué tienen previsto depositar? Pues en la información de Deia que da pie a este comentario bien claro lo dicen: los residuos que, por una razón u otra, no se pueden ni reciclar ni incinerar, los inertes y... “los restos no aprovechables generados una vez incinerada la basura”. Es decir, las escorias de Zabalgarbi. En ese sentido, puede que el vertedero de Mutiloa sea "transitorio", pero transitorio hasta que se abra otro vertedero, en Epele (Bergara-Arrasate), que esta vez parece que se ha librado de txiripa, o en cualquier otro lugar.
                     el vertedero de Lurpe hace dos años

Bien, seguirán insistiendo en que lo de Mutiloa es “transitorio” y que la incineradora es la solución a los vertederos. Pero usted y yo, lector o lectora de estas líneas, que nos fijamos en lo que pasa en Bizkaia, sabemos que eso es falso, y que la única manera de aminorar la necesidad de vertederos es la prevención, la reutilización y el reciclaje, ámbitos en los que, como es público y notorio, el tándem PSE-PNV no solo no avanza, sino que está retrocediendo ostensiblemente. Precisamente porque necesita que la producción de basura en Gipuzkoa alcance un mínimo para justificar la construcción de la incineradora.