20/3/16

PSOE y recogida selectiva en Gipuzkoa

Hace unos días el diputado furano de M.A. Asensio (PSOE) daba una rueda de prensa para afirmar que Gipuzkoa alcanza el 42% de recogida selectiva.
Y Asensio no mentía -  por lo menos en esta ocasión- pues es cierto que Gipuzkoa tiene una tasa de recogida selectiva más alta que las de Bizkaia, Araba y Nafarroa. Es más, Gipuzkoa se encontrará a la cabeza del ranking estatal.
¿Pero tiene Asensio y su partido (PSOE) algo de que vanagloriarse en este aspecto? La respuesta es NO. El titular de la rueda de prensa debía ser otro, "Gipuzkoa recoge selectivamente el 42% de sus residuos pese a la obstrucción del PSOE".
Si Gipuzkoa ha llegado a esa tasa de reciclaje NO es por la labor de los diputados y ediles del PSOE, sino mérito de las guipuzcoanas/os que han sabido sortear los obstáculos y barricadas mediáticas que el PSOE está imponiendo a la recogida selectiva.
Los municipios y mancomunidades regidos por el PSOE son lo que MENOS RECOGEN SELECTIVAMENTE: Lasarte; Irun; Eibar no llegan al 40% de recogida selectiva. Las Mancomunidades en manos del PSOE: Txingudi y Debabarrena son las que tienen la menor tasa de reciclaje de Gipuzkoa.
Si la media de Gipuzkoa llega al 42%, es debido  al esfuerzo y la colaboración de las vecinas/os de Oiartzun; Usurbil; Hernani ; Astigarraga; Bergara; Oñati, Lezo...que han sabido sortear los obstáculos que el PSOE ha ido colocando en el camino hacia una recogida selectiva de los residuos en Gipuzkoa.
A Asensio y su partido lo único que les interesa es construir una incineradora y ofertar a sus empresas constructoras amigas un suculento bocado con el que hipotecarnos a todos sanitaria y económicamente.

 El PSOE lleva 10 años, oponiéndose a todo tipo de recogida selectiva que supere el 70%, ya sea el PaP, el sistema mixto o el comunitario.
El mismo Asensio votó hace poco en contra del sistema comunitario en Tolosa, que garantizaba una recogida selectiva de más del 70%.
Los ediles del PSOE en Lezo han "trabajado" para que el acuerdo entre el Ayuntamiento y EH Bildu no prospere.
El Alcalde de Lasarte (Zaballos), ese que está contra la incineradora si es al lado de su municipio pero a favor si se instala en otro más lejano, acaba de eliminar la bonificación a quienes compostan sus residuos orgánicos de forma comunitaria, siendo  incapaz, siquiera, de instalar en Lasarte el 5º contenedor.
El PSOE de Pasasia ha "logrado" en 5 meses duplicar los residuos con destino al vertedero, al eliminar el PaP e instalar el reciclaje voluntario.
El PSOE de Itxaso y Asensio, han dado la murga un día sí y otro también, contra cualquier tipo de recogida selectiva eficiente.
Itxaso, antes de "refugiarse" en el departamento de Cultura, fue el portavoz de los incineradores durante años, tras un "tirabuzón político-económico" se transformó de opositor a la incineradora en Aritzeta a adalid de la fábrica de quemar en Zubieta.
Todavía le quedó tiempo para dejar una "herencia envenenada" en la Mancomunidad de S.Markos, al decidir cobrar más a los municipios que más reciclan y cobrar menos a los que, como Donostia y Errenteria, apenas se acercan al 40% de recogida selectiva.
El PSOE guipuzcoano, en cuestión de tratamiento de residuos, es el "bastión talibán" de los pro incineradores. Ni en Mallorca, Madrid, Asturias se pueden encontrar tan acérrimos apóstoles de la incineradora como en el PSOE guipuzcoano.

Y ahora la guinda, privatizarán la incineradora para luego poder recibir suculentas donaciones empresariales y tras pasar por la puerta giratoria sentar sus culos en algún consejo de administración.